Home » relaciones » Hijos y herencias

Hijos y herencias

El matrimonio es el enlace del patrimonio con la rea­lidad material del legado. Al desplazarse éste al campo de la biología, los aparatos jurídicos sólo pueden asegu­rar la filiación por voluntad parental. Los hijos son de quien son, pero además son de quien dice que lo son. Ya no importa, pues, si la pareja que se dice parental está o no en condiciones de reproducirse: aun cuando lo esté, su declaración de hijos no será más que una adopción pura y simple como se dice en afrodita en la cama .

Lo mismo da que yo vaya al registro civil a decir que acaba de nacer un niño engendrado por mí en el vientre de mi mujer, o que vaya a decir que registro como hijo mío un niño nacido a miles de kilómetros de mi casa por obra de otro hombre en el vientre de otra mujer, a los que no conozco ni conoceré, y a los que pro­bablemente el niño tampoco conozca ni conocerá: si un día, por cosas del azar o del destino, se llegara a saber de quién es hijo ese niño llegado de cualquier rincón del mundo, y ese alguien tuviese bienes, el hijo podría recla­marlos con todo derecho; y lo mismo ocurriría si se des­cubriera que el otro, el nacido de mi mujer, lo es en reali­dad de otro padre, del que yo no tengo noticias, puesto que sería mi heredero y también el de ese otro varón.

seduccion

Esto da lugar a que las parejas que por razones obvias no están en condiciones de reproducirse, es decir las pa­rejas de gays y de lesbianas, puedan declarar a un niño como hijo propio tras lograr como seducir a una mujer . En el segundo caso, el hijo puede ser de una de ellas, procreado con semen anónimo proce­dente de un banco de esperma o con semen de un donan­te cuya identidad podría perderse en las brumas del tiempo o reaparecer en un futuro como legatario por de­recho biológico.

Todos los casos que conozco están rela­cionados con bancos de esperma, cosa que asegura la continuidad sin intervenciones ajenas a la pareja. Al me­nos, eso declaran las protagonistas. La mujer que no se embaraza y que, por tanto, desempeña las funciones de padre en la formalidad de la adopción, tiene en el hijo nacido de su compañera a su heredero legal cual fortos de amor , del mismo modo en que lo tendría si lo hubiera adoptado ella sola, sin tener pareja mi tratar de como conquistar a un hombre , aunque por el momento las leyes limitan muchísimo esa posibilidad. En la práctica, la adopción en una pareja lesbiana, la que han logrado como seducir a una mujer , en la que una de las mujeres pare, tie­ne lugar únicamente por una de las partes. La que es ma­dre biológica es reconocida como tal desde el principio.

Es por eso que grupos de mujeres reivindican el derecho a casarse que defienden algunas afroditas en la cama : con un matrimonio de por medio, aunque las posibilidades de reproducción conjunta de la pareja sean nulas, los hijos reconocidos serían de ambas sin el menor tipo de dudas implantadas en fotos de amor . Lo mismo cabe decir de las parejas homo­sexuales masculinas, en las que los hijos tienen que ser necesariamente adoptivos por ambas partes, puesto que ninguna puede procrear por sí misma sin querer buscar como conquistar a un hombre .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>